Al menos tres soldados paquistaníes murieron hoy por la explosión de una mina en la provincia suroccidental de Beluchistán, informó a Efe una fuente oficial.

El artefacto estalló al paso de un vehículo blindado a las 9.00 horas (4.00 GMT) en Dera Bugti, según un funcionario de ese distrito.

La deflagración acabó con la vida de tres miembros de la guardia de fronteras de Pakistán, un cuerpo de seguridad formalmente separado del Ejército y que efectúa a menudo operaciones contra la insurgencia talibán.

En la provincia de Beluchistán, una de las más afectadas por la violencia en Pakistán, abundan no solo grupos talibanes sino separatistas armados, que buscan mayor autonomía o la independencia para Beluchistán.

Las fuerzas de seguridad son el objetivo más común de estas organizaciones armadas, pero mezquitas, lugares de culto y hoteles también han sido escenario de atentados en Pakistán, especialmente en las áreas fronterizas con Afganistán.