Al menos cinco personas murieron, entre ellos cuatro miembros de una misma familia, y otras dos resultaron heridas hoy en dos ataques en distintos puntos de Irak, informó a Efe una fuente del Ministerio del Interior.

La fuente explicó que un grupo de hombres armados detonó cargas explosivas en la vivienda de un policía en la zona de Al Saqualaya, en el norte de la ciudad de Faluya, 50 kilómetros al oeste de Bagdad.

La explosión causó la muerte de la esposa del policía y tres de sus hijos, así como heridas a otro más y graves daños materiales en la casa.

En otro incidente, un campesino pereció y su esposa resultó herida por el estallido de un artefacto explosivo en un huerto en la zona de Zuhayrat, 40 kilómetros al noreste de la ciudad de Baquba, capital de la provincia de Diyala.