La madre del fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, instó hoy a Camberra a desmarcarse de Washington para defender los derechos de su hijo, en el marco de la visita a Australia del presidente estadounidense, Barack Obama.

Christine Assange acusó al gobierno australiano de simpatizar con "un bravucón mundial que ahora se ha convertido en un Estado deshonesto" y le pidió que defienda los "derechos legales y humanitarios" de su hijo y evite su extradición del Reino Unido.

"Quiero que este gobierno madure", acotó Christine Assange en declaraciones a la agencia local AAP, en las que consideró que los ciudadanos australianos "están en manos de adolescentes".

La mujer australiana, quien protestó a las afueras del Parlamento de Camberra, opinó que la humanidad se encuentra en un momento de la historia "en el que la tecnología de internet se cruza con la democracia".

"¿Qué camino vamos a seguir? ¿Vamos a reprimir a todos los ciudadanos del mundo por ejercer su derecho de hablar?", se preguntó la madre de Assange.

El fundador de WikiLeaks se encuentra bajo arresto domiciliario en el Reino Unido a la espera de que la justicia británica decida su extradición para ser juzgado por delitos sexuales supuestamente perpetrados contra dos mujeres suecas en 2010.

Assange, cuyo portal ha revelado los detalles de miles de informaciones confidenciales de embajadas de EEUU en todo el mundo, considera que su extradición a Suecia es parte de una conspiración política para silenciarlo.

Christine Assange hizo sus comentarios a las afueras del Parlamento de Camberra, donde Obama aseguró en un discurso que Washington aumentará su presencia en Asia Pacífico y emitió un mensaje de tranquilidad a China prometiendo buscar una mayor cooperación bilateral con el gigante asiático.

Obama concluye hoy una visita de menos de un día y medio como parte de su gira por el Asia Pacífico, que lo llevará a Bali (Indonesia) para participar este fin de semana en la Cumbre del Asia Oriental.