El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, exhortó hoy a los países de América Latina a ser pioneros en lograr la igualdad de derechos de la población negra para dar ejemplo al mundo.

"América Latina tiene que ser pionera en crear una sociedad mucho más igualitaria. Debemos crear en nuestra sociedad la conciencia de ser un ejemplo para el mundo", dijo Iglesias en la apertura del encuentro iberoamericano del Año Internacional de los Afrodescendientes, en la ciudad brasileña de Salvador (Bahía).

El titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) resaltó que la igualdad racial es una "tarea horizontal" que incumbe la equiparación de derechos y de oportunidades, el acceso a la educación, a los cargos públicos y a la cultura.

Iglesias afirmó que el mestizaje es "el mayor activo" de América Latina y destacó las aportaciones de la comunidad negra a la economía, la cultura y los valores de la sociedad de la región.

Valoró el "inmenso esfuerzo" realizado por los negros, desde "los años dramáticos y tristes" de la esclavitud hasta la actual lucha por el reconocimiento de sus derechos.

"La lucha por la igualdad es larga, no termina con grandes declaraciones, es una lucha permanente porque el racismo y la discriminación permanecen en el mundo", sostuvo Iglesias.

El secretario general iberoamericano alertó que la crisis internacional ha contribuido a un rebrote del racismo en Europa y reiteró que "el mundo no puede retroceder".

Asimismo, Iglesias celebró que el encuentro tenga lugar en Salvador, que calificó de "ciudad paradigmática del encuentro de África con América" por ser el principal puerto brasileño de desembarque de esclavos y ser hoy "la capital latinoamericana de la cultura negra".

En el mismo acto, el coordinador residente de las Naciones Unidas en Brasil, Jorge Chediek, afirmó que en América Latina se trata "de forma casi banal" la desigualdad secular que afecta a los negros, que son entre el 20 y el 30 por ciento de la población del continente.

El representante de la ONU señaló que las mujeres sufren una mayor discriminación y enfrentan tasas más elevadas de desempleo, informalidad, analfabetismo y mortalidad en el parto.

La ministra de Igualdad Racial de Brasil, Luiza Bairros, destacó los avances logrados diez años después de la Declaración de Durban contra el racismo y la xenofobia.

"Lo más importante es que hoy enfrentamos el racismo en un ambiente económico, social y cultural que fue profundamente modificado como fruto de nuestra propia acción, de nuestra propia lucha. Tenemos felicidad de poder experimentar en nuestro tiempo de vida todas las transformaciones que ayudamos a crear", dijo Bairros.

El encuentro iberoamericano sirve de colofón a una serie de actividades realizadas en Costa Rica, Colombia, Ecuador y Honduras con motivo del Año Internacional de Afrodescendientes de la ONU, que brinda reconocimiento a la comunidad negra fuera del continente africano.

Los mandatarios de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José Mujica, participarán en la clausura de la cita el próximo sábado, en la víspera de la celebración del día nacional de la Conciencia Negra en Brasil.