Organizaciones feministas y representantes de Justicia de la República Dominicana expresaron hoy su preocupación por la "exagerada cifra" de actos violentos contra las mujeres en el país.

Raquel Rivera, portavoz de la Coordinadora de Mujeres del Cibao (norte), que aglutina a al menos 37 organizaciones feministas, dijo que es preocupante que en lo que va de año, según afirmó, 180 mujeres hayan sido asesinadas, heridas o mutiladas por sus esposos, compañeros consensuales y exparejas.

En ese orden, expresó que los datos que manejan revelan que en 2010 las autoridades dominicanas de Justicia de la zona norte del país recibieron 11.103 querellas por violencia, de las que 6.270 estaban relacionadas con violencia familiar.

Asimismo, indicó que en 2011 las estadísticas establecen que se han formulado 22.510 denuncias de agresiones en la región, entre las cuales 11.765 corresponden a violencia intrafamiliar, amenazas, violaciones, acoso sexual, maltrato físico y sicológico a niños, niñas, adolescentes y persecuciones a mujeres, entre otras.

Rivera hizo un llamado a las autoridades y demás sectores de la sociedad para que trabajen para evitar que sigan muriendo más mujeres fruto de la violencia intrafamiliar.

Los grupos feministas del norte aseguran que en lo que va año en Santiago y otras provincias vecinas, unas 42 mujeres han sido asesinadas y que el hecho más reciente ocurrió el jueves en la localidad de Tamboril, cuando un hombre mató a su compañera, de la que estaba separado hace tres meses.

De su lado, la fiscal de Santiago, Yeni Reynoso, dijo a periodistas locales que se siente preocupada por la violencia que afecta al país en materia de género.

En ese contexto, expresó que la falta de recursos y de compromiso, son factores que inciden en el aumento de casos de violencia contra la mujer en el país.

Por tal razón, reveló que es importante trabajar en la prevención con perspectivas de género, porque "la problemática es difícil".

La jefa del Ministerio Público en la segunda provincia dominicana, reveló que en este año se han registrado 10 muertes violentas de mujeres en Santiago.

La funcionaria judicial informó que su oficina está tomando acciones para disminuir esa violencia, a través de charlas en barrios e instituciones, y al seguimiento que da a estos casos la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar de la institución.

"Hay casos que llegan a la tragedia porque muchas veces las mujeres no aprecian el nivel del riesgo que corren", observó la magistrada.