El Servicio Estatal de Impuestos (SEI) de Ucrania anunció hoy que ha presentado formalmente cargos por ocultamiento de ingresos, apropiación indebida y evasión tributaria contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko, quien el mes pasado fue condenada a siete años de prisión por abuso de poder.

A Timoshenko se la acusa de ocultar ingresos en divisas por más de 165 millones de dólares, apropiación indebida de fondo públicos y evasión de impuestos por más de 47 millones de grivnas (unos 5,8 millones de dólares), informó el SEI en su página web.

Según el SEI, estos hecho tuvieron lugar durante los pasados años 90.

La ex primera ministra, líder del partido opositor Batkivschina, que se ha declarado inocente de los delitos por los que fue condenada, ha denunciado que es víctima de una persecución política orquestada por el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich.

La víspera, Batkivschina anunció que ha reunido cerca de un millón de firmas para exigir elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.

El número dos de la formación, Alexandr Turchínov, indicó que la recogida de firmas busca demostrar que la población rechaza la política de Yanukóvich y de su gobierno.

"Ya tenemos en torno a un millón de firmas y la campaña aún no ha terminado", dijo el dirigente opositor.

Mientras, la defensa de Timoshenko, en prisión desde agosto pasado, ha denunciado que su estado de salud ha empeorado bruscamente.

Batkivschina ha hecho un llamamiento a organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos para que intercedan para que Timoshenko y otros "presos políticos" sean trasladados a un hospital, a fin de que puedan recibir el tratamiento adecuado.

Según un comunicado de prensa de la formación, a los médicos que examinan a Timoshenko en prisión los "obligan a falsear los resultados de los reconocimientos".