Un brasileño que rompió con su novia poco antes de la boda deberá indemnizarla con una suma superior a 6.500 dólares, según determinó un juez.

El fallo del juez Benedicto Abicair, publicado en la página de internet de la corte, dice que Marcelo de Azevedo Fernandes debe pagarle a Cristiane Costa de Andrade 11.553 reales (6.564 dólares) por daños "morales y materiales".

La pareja debía casarse en sepptiembre de 2007.

El fallo dice que el "sufrimiento, angustia y humillación (de Andrade) no pueden ser ignorados".

La indemnización equivale a costos relacionados con la boda y psicoterapia, dijo el juez.