Manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street y funcionarios estatales en Tenesí se enfrentaron el sábado por tercera noche consecutiva, a pesar de que un juez local se ha negado a encarcelar activistas.

Los roces entre los funcionarios estatales y el magistrado local ha impulsado a los manifestantes. Muchos más se presentaron por primera vez el sábado por la mañana en la plaza propiedad del gobierno cerca del Capitolio.

Entre 50 y 75 personas se quedaron después del toque de queda que comenzó a las 10:00 de la noche y se extiende hasta las 6:00 de la mañana. La policía no se presentó de inmediato. En noches anteriores, el desafío derivó en arrestos.

Los arrestos de Nashville suceden después de una semana de operativos de la policía a nivel nacional contra activistas de Ocupemos Wall Street, que han estado protestando por la desigualdad económica y lo que ellos llaman la avaricia corporativa.

En otras ciudades se han producido enfrentamientos, entre ellas Oakland, California, Denver y Atlanta.

"Mi corazón ha estado aquí todo el tiempo, pero los arrestos me dieron el impulso para venir", dijo Vicki Metzgar, de 61 años, directora de una iniciativa de Matemáticas y Ciencias en las escuelas públicas de Nashville. "Esto (la plaza) nos pertenece a nosotros, no a los políticos".

En Oakland, California, un veterano de la guerra de Irak resultó gravemente herido durante un enfrentamiento con la policía la noche del martes.

En Atlanta, helicópteros sobrevolaban el miércoles mientras los agentes antidisturbios detuvieron a más de 50 manifestantes en un parque del centro.

En San Diego, la policía arrestó a un número similar de personas que ocuparon la plaza y parque infantil Civic Center por tres semanas.

Y en Denver, la noche del sábado, las autoridades se presentaron en un campamento y comenzaron a arrestar a los manifestantes pocas horas después de que un enfrentamiento cerca de las escalinatas del Capitolio de Colorado se convirtió en una escaramuza que terminó con la policía usando la fuerza, incluyendo gas de pimienta e informes de balas de goma.

El magistrado de Nashville Tom Nelson ha dicho que no hay razón legal en su ciudad para mantener a los manifestantes tras las rejas y los ha liberado después de cada detención.