Un conductor desnudo y ebrio causó estragos el domingo en el centro de Moscú, donde dañó 12 automóviles antes de que la Policía lo detuviera, informaron las autoridades.

La Policía de la ciudad dijo que emprendió una persecución después que el hombre desatendiera un letrero vial de vuelta prohibida así como las órdenes de detenerse.

En la persecución, el conductor casi golpeó un autobús escolar, embistió a un vehículo policial y se estrelló contra otros automóviles antes de que fuera atrapado. Cuando la Policía lo detuvo descubrió que el conductor estaba totalmente desnudo.

Según imágenes difundidas por la televisión rusa, fue posible ver al hombre recostado sobre el pavimento mientras gritaba "no me tapen" a los agentes que intentaban cubrirlo con algo de ropa.

El hombre dijo que procedía de la nación ex soviética de Moldavia y estaba molesto por una relación sentimental desafortunada.