El jefe de gabinete Salomón Lerner dijo el martes que la política antinarcóticos del gobierno peruano tendrá un "enfoque diferente" para revertir la gran impunidad que ha habido en sectores gubernamentales que no han luchado contra el crimen organizado.

"La política que ha tenido el país, por no llevarla bien o no querer llevarla, ha permitido que seamos el primer exportador de cocaína potencial. La productividad ha aumentado, producen más con menos área cultivada", dijo Lerner al dictar una conferencia en un centro de estudios en Washington. Agregó que "hay una responsabilidad interna muy grande, no hemos querido aplicar el trabajo duro de lucha contra el narcotráfico. Hemos fracasado porque hemos sido irresponsables".

El presidente Ollanta Humala expresó malestar después de que un funcionario de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) dijo la semana pasada ante el Congreso que Perú se encuentra en un "momento crítico" al sobrepasar por primera vez en una década a Colombia en cuanto a la producción potencial de cocaína pura.

El jefe de espionaje de la Dirección Estadounidense Antidroga (DEA) Rodney Benson atribuyó la tendencia a que el grupo subversivo Sendero Luminoso controla 45% de los cultivos de coca y a la presencia cada vez más notable de los carteles mexicanos en Perú.

Lerner dijo que la presencia de carteles mexicanos ha creado problemas adicionales como la corrupción y la debilitación de valores dentro de la sociedad y agregó que "se cree que con el dinero de la droga se puede trabajar impunemente, parece que ha habido mucha impunidad en sectores de gobierno que no han luchado frontalmente contra el narcotráfico".

El funcionario expresó su beneplácito por la receptividad que tuvo la víspera durante sus reuniones con el subsecretario de Estado para el narcotráfico internacional William Brownfield, la subsecretaria de Defensa Michéle Flournoy y el jefe de la Oficina Nacional de Políticas Antidrogas Gil Kerlikowske, entre otros.

"Todos nos dicen que están abiertos para escuchar. Es muy significativo. Nos podrían haber dicho 'sigan con esta política' pero no. Nos hemos enfrascado en un diálogo abierto, hemos expuesto nuestros puntos de vista y nuestros errores. Están abiertas las posibilidades a que la política nueva sea bilateral con Estados Unidos", indicó.

El gobierno de Humala dijo a mediados de agosto, poco después de asumir el poder, que la estrategia antinarcóticos vigente en el país quedaría en suspenso mientras definía una nueva en busca de mejores resultados. Planea presentar un plan nuevo en noviembre.

Lerner explicó que tradicionalmente Perú combatía el eslabón más débil de la cadena, el campesino, y que la nueva política antidrogas buscará cambiar eso brindando la posibilidad de que participen en cultivos alternativos como el café y el cacao. Pero para lograrlo "hay que ponerles carreteras, escuelas y llevarles luz", agregó.

El jefe de gabinete anunció el uso de un software para controlar el flujo de insumos químicos, el cual "no había sido adquirido pese a que los fondos estaban aprobados hace cuatro años. No sabemos por qué".

También incluirá servicios de espionaje para identificar movimientos ilícitos de dinero, combatir la venta de combustible a los laboratorios procesadores de cocaína y la celebración de un censo agrícola en 2012 para identificar las parcelas cultivadas de coca.

La visita, que culminará el miércoles y será la primera visita a la capital estadounidense de un alto funcionario del gobierno peruano desde que Humala asumió el cargo en julio, incluirá además un encuentro la tarde del martes con la secretaria de Estado Hillary Clinton.

____

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo