Un niño de tres años murió hoy y tres de sus hermanos resultaron heridos en bombardeos perpetrados por las fuerzas gubernamentales yemeníes sobre varias localidades de la provincia de Taiz, en el sur del país, informaron a Efe fuentes médicas y militares.

Una fuente médica de la localidad de Al Roda, una de las que sufrieron los ataques, explicó que un niño de tres años perdió la vida después de que un misil Hawn impactase en la casa de su familia y causara también heridas a tres de sus hermanos.

Según residentes de esta provincia meridional, los bombardeos tuvieron como objetivo los barrios controlados por grupos opositores armados, como los de las localidades de Zeid al Moshki, Al Masbah, Al Thawra y Al Horriya, que son escenario de frecuentes manifestaciones contra el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh.

Por su parte, las autoridades yemeníes apuntaron que desde estos barrios se habían lanzado previamente misiles contra algunas sedes gubernamentales.

Una fuente del Ministerio de Defensa yemení indicó que los bombardeos militares de hoy tenían como objetivo a los grupos tribales leales al líder opositor Hamud Saied al Majlafi, también miembro del partido Reforma Islámica.

El Ministerio de Defensa acusó a Al Majlafi de provocar enfrentamientos diarios con las fuerzas de seguridad y la Guardia Republicana en Taiz, bajo el pretexto de proteger a los manifestantes que piden la caída del régimen.

"Las milicias del partido de la Reforma Islámica han saqueado e incendiado almacenes que pertenecen a la Autoridad de Electricidad en Taiz, así como su complejo de Justicia", señaló el ministerio en un comunicado.