El presidente venezolano Hugo Chávez goza de una salud óptima tras someterse a un tratamiento contra el cáncer, dijeron el sábado sus médicos.

Hicieron sus declaraciones para desmentir comentarios de un cirujano, el doctor Salvador Navarrete, sobre las condiciones del mandatario de 57 años de edad. En una entrevista con una revista mexicana, Navarrete había dicho que el pronóstico para Chávez "no es bueno" y que la expectativa de vida en casos así "puede ser de hasta dos años".

Uno de los médicos de Chávez, el doctor Fidel Ramírez, leyó un comunicado el sábado en una conferencia de prensa televisada, en el que se afirma que el presidente nunca ha sido paciente de Navarrete. Además, los doctores cuestionaron la ética del cirujano, al afirmar que se equivoca sobre el estado de salud del mandatario y no tiene acceso a su información médica.

"Su evolución actual es absolutamente satisfactoria, con un excelente pronóstico", dijo Ramírez sobre la salud de Chávez.

Otro de los médicos del presidente, el doctor Rafael Vargas, dijo que el único contacto de Navarrete con Chávez ocurrió en el 2002 cuando formaba parte de un grupo de doctores que sostuvieron una "conversación informal" con el mandatario. Calificó de irresponsables las declaraciones de Navarrete.

Este no respondió a las solicitudes para que hiciera comentarios al respecto y no estuvo disponible en su consultorio médico esta semana.

En una carta atribuida a Navarrete que publicó el viernes el periódico de línea opositora Tal Cual, el cirujano afirma que se vio obligado a abandonar Venezuela con su familia luego de las declaraciones que ofreció al semanario mexicano.

El galeno reconoce en el escrito que su salida de Venezuela se dio después de un encuentro con el coronel José Alvarez Tineo, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), pero no ofreció detalles.

Al hablar de su diagnóstico, Navarrete expresó que el "análisis de la condición actual del mandatario está basado en las informaciones oficiales que en algunos casos han sido emitidas por el propio presidente".

"Me preocupa que el presidente y su entorno político no conozcan la magnitud de su enfermedad, puesto que ha sido manejado con completo hermetismo", dijo el médico al hablar de las razones que lo llevaron a declarar sobre el padecimiento del mandatario.

Chávez se sometió en junio a una operación en Cuba para removerle un tumor cancerígeno de la región pélvica. Entre julio y septiembre recibió cuatro rondas de quimioterapia, en Cuba y Venezuela, y ha dicho que los exámenes muestran que ahora está libre de cáncer.

El mandatario no ha revelado dónde estaba localizado el tumor exactamente, ni el tipo de cáncer que le fue diagnosticado. Ha señalado que espera someterse a exámenes rutinarios para asegurarse de que la enfermedad no reaparezca.

Cuando un reportero le preguntó a Ramírez cuál era el tipo de cáncer y dónde estaba localizado el tumor, el médico se negó a responder.

"Yo creo que hay que respetar la voluntad del paciente", señaló Ramírez. "El presidente tiene un cáncer que fue localizado en la región pélvica, fue tratado de una manera exitosa y a tiempo, y yo creo que eso es suficiente para todos".

"Se encuentra en un inmejorable estado de salud", añadió.

___

Ian James está en Twitter: http://twitter.com/ianjamesap