El Gobierno japonés anunció hoy que ha decidido enviar a El Salvador material de ayuda por valor de 15 millones de yenes (142.215 euros) para asistir a los damnificados por las recientes inundaciones en el país centroamericano.

El envío estará compuesto por productos básicos de asistencia, como mantas o colchonetas, que serán distribuidos por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA, por sus siglas en inglés).

Según el comunicado del Gobierno nipón, la ayuda se realiza a petición de El Salvador "desde un punto de vista humanitario para la gente afectada por el desastre y en vista de las relaciones de amistad que unen a los dos países".

Las recientes lluvias torrenciales en Centroamérica han dejado en El Salvador una treintena de fallecidos y han obligado a abandonar sus hogares a más de 32.000 personas.

Un gran número de infraestructuras como puentes y carreteras ha sido dañados por las fuertes crecidas, al tiempo que muchos lugares han quedado sin luz ni agua corriente.

Las lluvias que desde hace una semana castigan a El Salvador ya establecieron nuevos récords de precipitación tras superar los del huracán "Mitch", que en 1998 causó uno de los peores desastres en Centroamérica.

El Salvador, uno de los países más afectados, ha recibido ya unos 900.000 dólares en ayuda de Naciones Unidas para hacer frente a la catástrofe.