La Corte Suprema acordó el martes solicitar a Alemania la extradición del médico Hartmut Hopp, ex jerarca de la colonia alemana Dignidad, quien huyó a su país natal.

Hopp huyó en mayo a Alemania cuando se encontraba en libertad provisional en un juicio por secuestro y homicidio cometidos en la colonia, instalada a comienzos de los años 60 en una extensa hacienda a 400 kilómetros al sur de esta capital por el ya fallecido Paul Schafer. Hopp era el segundo de Schafer.

La resolución de la Corte Suprema señala que si bien no hay un tratado de extradición con Alemania y que ese país rechaza la entrega a otros países de sus ciudadanos requeridos, ha firmado tratados internacionales que "buscan evitar la impunidad de los autores de delitos que atentan contra la humanidad".

Hopp dirigió el hospital de la colonia donde Schafer instauró un severo régimen de vida en la que los matrimonios no podían vivir con sus hijos. Schafer fue juzgado y condenado y murió en la cárcel hace dos años cuando cumplía penas por 25 años por abusos a una veintena de menores y por violaciones a los derechos humanos. Se le atribuyó responsabilidad en la muerte de un prisionero político en la cárcel clandestina de la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que funcionó en la colonia.