Un mexicano que se internó ilegalmente a Estados Unidos murió a causa del calor excesivo luego que contrabandistas lo abandonaron durante el fin de semana en el desierto del sur de Arizona, dijo el lunes la Patrulla Fronteriza.

Agentes en Nogales hallaron al mexicano de 26 años inconsciente en el desierto el viernes por la tarde. El hombre fue llevado en helicóptero a un hospital cercano, pero murió el sábado, aseguró el portavoz Brent Cagen.

Otros dos inmigrantes fueron rescatados con vida antes de sufrir la misma suerte, agregó

Cagen dijo que el primo del mexicano que murió estaba con él, pero no necesitó atención médica.

El primo le dijo a los agentes que los contrabandistas los abandonaron luego que la víctima no pudo seguir caminando.

El domingo, agentes en la zona de Casa Grande rescataron a una mujer de 39 años que se había perdido en el desierto y que llamó a los servicios de emergencia, así como a un hombre de 38 años que estaba sufriendo deshidratación y calor excesivo .