Las autoridades de Nicaragua confirmaron hoy la muerte de la octava persona a causa de las fuertes lluvias que han azotado al país en la última semana y alertaron sobre una crecida en el nivel de las aguas del Lago Xolotlán o de Managua.

La Defensa Civil de Nicaragua y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) informaron hoy de la octava víctima, aunque no la identificaron.

También informaron de una persona desaparecida, de la que tampoco ofrecieron su identidad.

De los ocho fallecidos desde el pasado martes, las autoridades reportan a dos menores de edad.

Nicaragua mantiene la alerta preventiva (amarilla) en 12 de las 15 provincias del país, aunque son 14 las afectadas, según el más reciente informe oficial.

El Gobierno decretó el pasado viernes una alerta amarilla en las provincias de Chinandega, León, Estelí, Madriz, Jinotega, Nueva Segovia, Matagalpa, Managua, Carazo, Rivas, Masaya y Granada, ubicadas en el Pacífico y Norte de Nicaragua.

Además, el Ejecutivo nicaragüense alertó hoy que el Lago Xolotlán o de Managua ha mostrado una fuerte crecida en el nivel de sus aguas.

La primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dijo en un comunicado que de seguir creciendo el nivel de las aguas, el Gobierno podría evacuar y atender en una semana a unas 600 familias (3.000 personas) que habitan en las costas de ese lago.

Explicó que el nivel del Lago de Managua o Xolotlán llegó hoy a 42,2 metros, 53 centímetros menos que la máxima subida alcanzada durante el año pasado, que fue de 42,73 metros, lo que representa en la práctica una "alerta roja", señaló.

Según el último informe oficial, los aguaceros han afectado a 4.500 familias que suman 25.000 personas.

Las autoridades han evacuado a 2.000 familias en 95 albergues temporales en todo el país.

Asimismo, las precipitaciones han dejado 3.000 viviendas anegadas, 300 destruidas y 1.000 semidestruidas.

Los aguaceros han dañado 249,2 kilómetros en la red vial del país.

Con los ocho fallecidos, ya suman 28 los muertos durante la temporada lluviosa que comenzó el 21 de mayo pasado en Nicaragua, según cifras oficiales. EFE