La milicia radical islámica Al Shabab, vinculada a la red terrorista Al Qaeda, negó hoy en un comunicado estar involucrada en el secuestro de las dos cooperantes españolas de Médicos Sin Fronteras, ocurrido el pasado jueves en Kenia.

"Al Shabab niega categóricamente todas las acusaciones relacionadas con el secuestro de turistas y cooperantes en Kenia", subrayó la milicia, en alusión también otros secuestros acaecidos en el último mes en zonas próximas a la frontera con Kenia.