Cientos de "indignados" de República Dominicana marcharon el sábado por la ciudad colonial de Santo Domingo y con bailes y expresiones del folclor establecieron la "feria de las luchas" para unirse al movimiento global con sus propios reclamos, como otorgar un mayor presupuesto para la educación.

Los manifestantes recorrieron con pancartas el centro de la ciudad histórica, el más antiguo asentamiento europeo en América, y concluyeron su caminata en el emblemático Parque Colón, donde representantes de 13 movimientos sociales explicaron sus demandas.

La "feria de las luchas: vamos pa' la calle" reunió a organizaciones que durante la última década han mantenido protestas para exigir derechos básicos, así como reclamos de carácter ambientalista, comentó a la AP Maribel Hernández, de la Coalición por una Educación Digna.

Hernández se unió al movimiento de los "indignados" para exigir con insignias amarillas que el gobierno dominicano invierta 4% del Producto Interno Bruto (PIB) en educación, tal como lo establece una ley que ninguna administración ha cumplido desde que fue promulgada en 1997.

A la protesta, que se vinculó como parte del movimiento mundial de los "indignados" que el sábado celebró manifestaciones en todo el mundo, se unieron en Santo Domingo mujeres que demandan medidas para reducir la violencia intrafamiliar y que rechazan la penalización del aborto.

Asimismo, acudieron al Parque Colón grupos ambientalistas que rechazan los métodos de explotación de las mineras transnacionales, grupos de discapacitados, así como organizaciones de homosexuales y el sindicato de profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que el viernes inició una huelga en demanda de mayor presupuesto.

Los manifestantes presentaron muestras culturales y bailes, y colocaron a la estatua del navegante Cristóbal Colón una bandera dominicana y carteles con sus reclamos.