El estado de salud del expresidente peruano Alberto Fujimori es estable, aunque continuará internado y en observación médica tras haber sufrido este jueves una herida que requirió de una sutura, informó hoy el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (Inen).

Un comunicado oficial señaló que Fujimori ha sido sometido a una "exhaustiva evaluación médica" y que actualmente "se encuentra en condición estable, despierto, lúcido y con función motriz normal".

"La vigilancia clínica es permanente", indicó el Inen, para luego señalar que Fujimori tiene una herida "a la altura de la oreja izquierda" y que "su evolución neurológica es favorable".

"Saldrá de alta (médica) según su evolución", concluyó el parte médico.

Fujimori fue trasladado ayer al Inen desde la prisión donde cumple una condena a 25 años de cárcel tras caerse de la cama y hacerse una herida que exigió sutura.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Luis Pérez, calificó el accidente de "pequeño problema" y agregó que al expresidente (1990-2000) "se le hizo una tomografía y todo salió bien", está consciente y dice que se siente bien.

Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por delitos vinculados con violaciones a los derechos humanos y en los últimos meses ha tenido varios problemas de salud derivados del cáncer en la boca que sufre desde hace unos años.