Al menos cuatro personas murieron hoy en un nuevo ataque de un avión no tripulado estadounidense en un bastión talibán paquistaní en el que ayer supuestamente perdió la vida un alto mando insurgente.

Según el canal de televisión Express, que no identificó a sus fuentes, dos misiles impactaron contra un vehículo en la aldea de Dande Darpakhel, situada en la región tribal de Waziristán del Norte.

Ayer otro avión espía bombardeó la misma aldea, cerca de Miran Shah, con el objetivo de golpear a la red integrista Haqqani, a la que EEUU acusa de planear los atentados más mortíferos contra sus tropas destacadas en Afganistán.

Un alto cargo estadounidense aseguró ayer a Efe en Washington que en Waziristán perdió la vida Janbaz Zadran, también conocido como Jamil, un comandante de la red Haqqani al que describió como "el de mayor nivel eliminado del campo de batalla" hasta ahora.

EEUU, que no informa oficialmente de estos bombardeos con aviones sin piloto, suele divulgar la muerte de cabecillas integristas, pero las autoridades paquistaníes tienden a no confirmar estas informaciones.

La red Haqqani, con base en Waziristán del Norte, está en el centro del último capítulo de la crisis diplomática entre EEUU y Pakistán, que tiene como escenario de fondo el inicio de la retirada de las fuerzas extranjeras de Afganistán.

La operación norteamericana que mató a Osama Bin Laden cerca de Islamabad dejó en el dique seco unas relaciones que se presumen claves para la seguridad regional y global.