Las autoridades de Vietnam elevaron hoy a 47 los muertos por las inundaciones que afectan el país, las peores en una década, tras la muerte de otras once personas, informaron fuentes oficiales.

Nueve personas murieron ayer en el delta del Mekong, la zona más afectada, donde el balance de víctimas subió a 43, de los cuales 39 son niños, indicó el comité nacional para la prevención de tormentas.

En esta zona del sur del país la subida del nivel del agua, el más alto desde 2000, ha anegado 70.000 casas, 699 escuelas, 1.200 kilómetros de carreteras y 35.000 hectáreas de cultivo, añadió el organismo gubernamental.

Otras dos personas murieron en una riada en la cordillera central, donde el balance de muertos subió a cuatro.

Las autoridades cifraron en 40 millones de euros los daños causados por las inundaciones, 10 millones más que la estimación dada ayer.

El primer ministro vietnamita, Nguyen Tan Dung, instó las autoridades locales a mejorar el sistema de diques para proteger los arrozales, durante una visita ayer a la zona afectada.

Las lluvias de los monzones y tifones han causado estragos en otros países del Sudeste Asiático, con cerca de 300 muertos en Tailandia y unos 200 en Camboya a causa de las riadas y los corrimientos de tierra.