La Asamblea Nacional de Cuba responsabilizó hoy al Gobierno de EE.UU. por la seguridad de René González, que cumplió ya una condena de 13 años por espionaje en EE.UU. pero debe permanecer tres años más en ese país.

"No cabe duda de que el Gobierno de Estados Unidos conoce perfectamente que el hecho de que René tenga que residir en territorio de ese país constituye una seria amenaza para su vida e integridad física. Las autoridades norteamericanas serán responsables por lo que pueda ocurrir", afirma la Asamblea en una declaración publicada hoy por los medios oficiales de la isla.

René González salió de la cárcel el pasado 7 de octubre, pero no podrá regresar a la isla hasta cumplir tres años de libertad supervisada en territorio estadounidense, lo que Cuba considera como una nueva "injusticia" en el caso.

González, de 55 años, tiene doble nacionalidad y es el primero de los cinco agentes cubanos de la red "Avispa", desmantelada en 1998, que sale de la cárcel.

El grupo, también integrado por Gerardo Hernández, Ramón Labaniño, Fernando González y Antonio Guerrero, fue hallado culpable en 2001 de conspirar y operar como agentes extranjeros sin notificar al Gobierno estadounidense.

"Los Cinco", que son considerados "héroes" en Cuba, admitieron durante el juicio que eran agentes del Gobierno cubano pero afirmaron que no espiaban al Ejecutivo estadounidense sino a "grupos terroristas de exiliados que conspiran" contra su país.

Para la Asamblea Nacional, los procesos judiciales de los cinco estuvieron marcados por una "revancha política" y eso mismo fue lo que llevó a la jueza Joan Lenard a "imponer un nuevo e injustificado castigo" a René González al denegar la moción que pedía su regreso a Cuba tras salir de prisión.

"Durante más de 50 años las sucesivas administraciones de ese país han amparado el terrorismo contra Cuba y han dado protección a individuos y organizaciones terroristas en su propio territorio", afirma el documento.

También resalta que "las severas sanciones de los cinco han estado dirigidas a proteger a los verdaderos terroristas que, como Luis Posada Carriles, viven tranquilamente en la Florida".

Los Gobiernos de Cuba y Venezuela reclaman al anticastrista Luis Posada Carriles de 83 años como autor intelectual de la voladura de un avión comercial cubano en 1976 con 73 ocupantes y de otros atentados.