El papa Benedicto XVI oficiará el 12 de diciembre próximo en la basílica de San Pedro del Vaticano una misa con motivo del "Bicentenario de la Independencia" de los países latinoamericanos y la festividad de la Virgen de Guadalupe, patrona de América Latina.

Con esta misa, según informó la Comisión Pontificia para América Latina, la Santa Sede pretende participar en las conmemoraciones del bicentenario de la independencia de un gran número de países latinoamericanos, que se concentran en un arco de tiempo que va desde 2010 al 2014, si bien Perú y Brasil lo conmemorarán ente 2020 y 2022, precisó el organismo vaticano.

El proceso de emancipación latinoamericana se desarrolló entre 1808 a 1824, con la posterior independencia de Cuba en 1898.

"Esta iniciativa es un gesto de exquisita atención, de afecto y de solidaridad de parte del Santo Padre hacia los pueblos y naciones del Continente de la Esperanza, como le llamaron Pablo VI y Juan Pablo II y ahora Benedicto XVI", señaló la Comisión Pontificia para América Latina.

Es también -añadió- expresión del celo pastoral con el que Benedicto XVI "abraza a esos pueblos donde se sembró y fecundó el Evangelio, donde está presente el 40 por ciento de los bautizados de la Iglesia Católica del mundo entero".

La misa papal también es una "señal de la contribución con la que la Iglesia católica quiere conmemorar, a la luz de la verdad histórica, ese bicentenario, para iluminar mejor la actual situación de América Latina y para nutrir la esperanza de un futuro de paz y justicia".

El Obispo de Roma, agregó la comisión para América Latina, oficiará la misa en una jornada "muy significativa", el 12 de diciembre, festividad de la Virgen de Guadalupe, "patrona de América Latina, pedagoga de la inculturación de la fe, madre y protectora de sus pueblos, cuya imagen está tantas veces presente en los ejércitos patrióticos".

A la misa está invitada toda la Curia Romana, el personal diplomático de los países latinoamericanos acreditados ante la Santa Sede y ante Italia, los sacerdotes latinoamericanos que estudian en Roma, las religiosas y religiosos latinoamericanos de las órdenes religiosas que tienen su sede en Roma y las comunidades de ciudadanos argentinos, brasileños, mexicanos y de otros países que viven en la Ciudad Eterna.