Al menos cinco personas murieron hoy y diecisiete resultaron heridas por cuatro explosiones contra objetivos policiales en distintos puntos de Bagdad, informó a Efe una fuente del Ministerio del Interior.

La fuente, que no descartó que el saldo de víctimas pueda aumentar, precisó que dos de los ataques fueron contra comisarías de Policía, mientras que un tercero se llevó a cabo contra una patrulla.

Los atentados fueron perpetrados con tres coches-bomba, dos de ellos conducidos por suicidas, y un artefacto.