Indígenas de la Amazonía ecuatoriana, cercana a la frontera con Colombia, denunciaron la contaminación petrolera y demandaron al Estado la limpieza de sus territorios, informó hoy la agencia de información pública Andes.

La población de la etnia kichwa ubicada en la zona conocida como Triángulo de Coembi, en la provincia de Sucumbíos, declaró un proceso de resistencia hasta que se cumplan sus demandas.

El grupo defensor de derechos humanos Inredh, que colaboran con los indígenas y colonos esa zona, indicó que la contaminación por la explotación de crudo en los campos operados por la estatal Petroecuador se sitúa cerca de las comunidades Sinchi Runa y Riera.

Los indígenas, según un comunicado de Inredh proporcionado a Andes, exigen además una "moratoria a la expansión de la frontera petrolera en la zona".

Además, la organización informó del fracaso de un proceso de mediación para terminar con el conflicto por parte de representantes de los ministerios de Ambiente y Defensa.

"Cualquier hecho lamentable que suceda a los pueblos de frontera (...) será responsabilidad del Gobierno y sus delegados", indicó el texto de la organización.

El petróleo es la principal fuente de ingresos del Estado ecuatoriano, cuya producción de crudo, que ronda los 500.000 barriles diarios, se concentra en una amplia región de la Amazonía, donde también habitan varias etnias indígenas y colonos.