El gobierno de Bahrein ordenó el viernes iniciar una investigación por la muerte de un adolescente que — según algunos grupos de la oposición — fue asesinado por disparos de la policía en una protesta antigubernamental.

El joven de 17 años de edad e identificado como Ahmed Jaber murió la noche del jueves durante una manifestación violenta que ocurrió en este diminuto reino del Golfo Pérsico.

Grupos de la oposición indicaron que el joven recibió un disparo de la policía, que fue efectuado para controlar a una multitud, y un perdigón le perforó el corazón o los pulmones.

La policía de Bahrein asegura que sólo utilizó gas lacrimógeno y granadas de estruendo para responder a la protesta violenta en el sector de Abu Saiba, en el norte de Bahrein.

Un comunicado gubernamental emitido el viernes indicó que la causa de la muerte de Jaber fue un paro cardíaco y prometió que se abriría una investigación completa al respecto.

Por lo menos 35 personas han muerto desde que la mayoría chií de Bahrein comenzó a protestar en febrero para exigirle más derechos a la monarquía suní.