La Iglesia chilena ha abierto una investigación canónica contra el sacerdote Cristián Precht, símbolo de la lucha contra la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), por "hechos que habrían ocurrido en la década de los 80", informó hoy el Arzobispado de Santiago en un comunicado.

El texto no precisa de qué tipo de hechos se trata, pero el portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), Jaime Coiro, declaró a los medios que "es estimable que se trataría de una denuncia de supuesto abuso sexual".

En una entrevista con Radio Cooperativa, Precht negó las acusaciones, dijo que conocía al denunciante y, preguntado sobre si la denuncia era por presuntos abusos sexuales, se limitó a responder: "eventualmente".

"Tengo la conciencia muy tranquila al respecto. (La denuncia) No tiene más sustancia", aseguró el religioso, de 71 años.

Aunque no se ha precisado si la supuesta víctima es hombre o mujer, Precht señaló que no podía dar más aclaraciones por respecto "al denunciante", y opinó que esta investigación preliminar podría durar "no más de quince días".

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, recibió esta denuncia a finales de agosto, según el comunicado de esa institución.

Ezzati acordó entonces con el sacerdote "dispensarlo de sus responsabilidades pastorales, incluyendo su labor como párroco de Santa Clara, mientras se realice la investigación canónica a la cual él prestará toda su colaboración".

Precht había asumido recientemente la dirección de la parroquia de Santa Clara, en la comuna (distrito) santiaguina de La Cisterna, después de desempeñarse hasta julio como vicario general de la Pastoral de Santiago.

"Como corresponde al protocolo de la Conferencia Episcopal, se inició una investigación previa, a cargo de un promotor de justicia, quien debe establecer la verosimilitud de los antecedentes entregados", añade el comunicado.

Ese protocolo, presentado el pasado mes de abril, actualiza el contenido de otro similar de 2003, y tiene como objetivo lograr que se investiguen con mayor premura las denuncias de abusos sexuales en las que estén involucrados religiosos.

Cristián Precht ejerció un destacado papel en defensa de los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet a la cabeza de instituciones como la Secretaría Ejecutiva del Comité Pro Paz y la Vicaría de la Solidaridad.

En 2010, Precht recibió la condecoración Héroe de la Paz San Alberto Hurtado 2010, por su labor en materia de derechos humanos al frente de la Vicaría, creada por el respetado cardenal Raúl Silva Henríquez, fallecido en 1999.