Un niño resultó muerto y dieciséis personas sufrieron heridas cuando desconocidos armados abrieron fuego hoy contra un autobús de pasajeros en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, informaron las autoridades locales en un comunicado.

Divulgado por la agencia afgana AIP, el comunicado precisa que el ataque tuvo lugar en el distrito de Gereshk y que los heridos, entre los que al menos figuran otros cuatro menores y ocho mujeres, fueron ingresados en centros médicos de la región.