La actriz estadounidense Scarlett Johansson ha calificado de "absurda" la prohibición en algunos países occidentales del burka islámico, en una entrevista de la edición alemana de la revista "GQ" publicada hoy.

"Es de risa decirle a alguien qué ropa puede y qué ropa no puede llevar. Más aún: es absurdo", asegura la actriz, conocida por sus papeles en "Lost in traslation" y "The Horse Whisperer" ("El señor de los caballos", en Latinoamérica; y "El hombre que susurraba a los caballos", en España).

A continuación argumenta que son "una minoría" las mujeres musulmanas que son "forzadas" a llevar esta prenda para cubrirse la cabeza por completo, y que la mayoría la llevan para mostrar sus "convicciones religiosas".

"Para mí es especialmente duro moverme en estados en los que la sociedad se basa en la opresión de la mujer", añade.

A juicio de Johansson, de 26 años, "aún queda mucho para ganar la lucha por la igualdad" entre hombres y mujeres, y lamenta que "millones de mujeres de todo el mundo son maltratadas y discriminadas".