Los gobiernos de Estados Unidos y México instalaron un centro para la detección y prevención de emergencias nucleares o radiológicas, informó el jueves la embajada estadounidense.

El centro fue inaugurado el martes en la ciudad de México y contará con tecnologías de comunicación para responder ante cualquier emergencia nuclear.

"La tecnología nos permitirá trabajar de manera cooperativa y en tiempo real con nuestras contrapartes mexicanas en una situación de emergencia", señaló Joseph Krol, administrador adjunto de la Administración de Seguridad Nuclear Nacional del Departamento de Energía de Estados Unidos (NNSA, por sus siglas en inglés), citado en el comunicado de representación diplomática.

El centro podrá mostrar simultáneamente voz, datos y video de oficinas como la Agencia Internacional de Energía Atómica y el NNSA en Washington.

México cuenta con una central nucleoeléctrica de Laguna Verde en el estado de Veracruz, en los márgenes del Golfo de México, y cuenta con dos reactores con una capacidad instalada de unos 810 megawatts cada uno.

El gobierno mantiene además en análisis la posibilidad de incrementar hasta seis el número de reactores nucleares dedicados a la generación de energía eléctrica para el país.

Los dos reactores que México tiene actualmente contribuyeron en 2009 con un 4,55% de la energía eléctrica producida en el país y con seis unidades el porcentaje podría llegar a más de 11%, según datos divulgados este año.