Una camioneta cargada con explosivos fue activada hoy sin consecuencias a las afueras de la población colombiana de Florida por presuntos guerrilleros de las FARC, informaron autoridades militares regionales.

El vehículo había sido cargado con unos 150 kilos de explosivos, dijo a la prensa el coronel Martín Beltrán, comandante de la brigada móvil del Ejército Nacional responsable de la zona.

Beltrán precisó que los rebeldes activaron la camioneta-bomba a unos 300 metros del casco urbano de esa localidad del departamento del Valle del Cauca, que dista menos de 50 kilómetros al sureste de Cali, la capital regional.

Al parecer, los insurgentes debieron dejar allí el vehículo ante la presencia más adelante de militares que ejercían un retén para el control del tráfico, según el oficial.

El jefe militar advirtió a un corresponsal de la cadena Caracol Radio que la camioneta debía ser llevada a otro lugar.

La explosión no dejó víctimas por cuanto se presentó en un sector descampado, según la misma fuente, que atribuyó la acción a milicianos del frente 30 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El vehículo estaba ocupado por dos hombres, que huyeron en una motocicleta que los acompañaba.