La secretaria ejecutiva de la ONU sobre Cambio Climático, Christiana Figueres, reafirmó hoy que la reunión de Panamá se constituye como la última oportunidad que tienen los 193 Estados Miembros para lograr un consenso sobre reducción de emisiones contaminantes antes de la Cumbre de Duban.

Figures aseguró a periodistas en el centro de convenciones ATLAPA, sede de la tercera conferencia preparatoria de la próxima Cumbre sobre Cambio Climático, que los representantes de los gobiernos han llegado a Panamá comprometidos y con el interés de avanzar en los puntos centrales.

Entre estos puntos figuran el diseño del Fondo Verde del Clima, el Comité Ejecutivo de Tecnología y de Adaptación, y el Sistema de Monitoreo, Reportaje y Verificación agregó.

Sobre el Fondo Verde del Clima, Figueres explicó que un comité de transición integrado por 40 miembros que representan a todas las regiones del mundo, avanza significativamente en la estructura y modalidad de operación de este organismo.

La secretaria ejecutiva de la Conferencia de Cambio Climático indicó que "este esfuerzo de Panamá constituye un paso firme hacia delante porque los Gobiernos saben lo que tienen que hacer, ya que este es un problema global y hay que darle una solución global".

Negociadores de todo el mundo instalaron este sábado en Panamá una reunión técnica para buscar acuerdos en torno a la reducción de las emisiones contaminantes, que sirvan de base para los debates de la Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático en Duban (Sudáfrica).

La Conferencia de Durban se celebrará del 28 de noviembre al 9 de diciembre próximos, con la aspiración de que se logren acuerdos técnicos y políticos destinados a reducir las emisiones que involucren no solo a los países desarrollados como Estados Unidos sino a los emergentes, como China e India.

Se espera que los participantes, calculados en al menos 2.000, aborden durante una semana de encuentros la cooperación a largo plazo y los nuevos compromisos de las Partes del Anexo 1 con arreglo al Protocolo de Kioto.

El Protocolo de Kioto, que vence en 2012, es el único compromiso internacional vinculante para reducir las emisiones de seis gases que provocan el efecto invernadero y aceleran el cambio climático, y las Partes del Anexo 1 buscan acuerdos a seguir a partir del próximo año.