Miles de personas vestidas con distintivos amarillos marcharon el domingo por el centro de Santo Domingo para exigir que el gobierno invierta 4% del PIB en educación, como lo establece la ley, en momentos en que el Congreso se apresta a debatir el presupuesto para 2012.

"Exigimos 4%, ahora", se leía en algunas de las pancartas que portaban los manifestantes durante su recorrido bajo un intenso sol en el que hicieron una escala frente al Ministerio de Educación para colocar insignias amarillas con sus reclamos.

Pese a que la ley sobre educación establece desde 1997 que 4% del Producto Interno Bruto (PIB) debe destinarse a la educación básica y media, cada gobierno desde entonces sólo ha invertido en promedio 2% en ese sector.

Para 2011, el gobierno sólo destinó a educación 1.133 millones de dólares (1,9% del PIB de unos 56.000 millones de dólares), con lo que República Dominicana se ubicó entre los cinco países de América Latina que menos invierten en educación.

"Es un asunto de priorizar" las necesidades del país, dijo a la AP Maribel Hernández, vocera de la Coalición Educación Digna, que agrupa a las más de 200 organizaciones civiles y gremios sindicales y empresariales que convocaron a la marcha del domingo.

Desde octubre de 2010, la Coalición ha realizado diversas manifestaciones para exigir que las autoridades cumplan la ley de educación y han convertido al color amarillo en un símbolo de sus reclamos.

"Por primera vez en muchos años los dominicanos estamos unidos en un tema", afirmó a la AP Giovanni D'Alessandro, director de Educa, organización de empresarios que promueven programas para mejorar la educación.

A la marcha asistieron estudiantes, representantes de los sindicatos de maestros y médicos, empresarios, figuras del espectáculo y las artes, y familias enteras que llegaron de todo el país.

Estimaciones de la Coalición Educación Digna muestran que cerca de 17% de los 2 millones de alumnos de educación media y básica carece de aulas y toma clases en salones improvisados e incluso a la intemperie por falta de infraestructura escolar.

El índice de competitividad 2011-2012 del Foro Económico Mundial de Davos ubicó la calidad de la educación primaria dominicana en el antepenúltimo lugar, sólo por arriba de Yemen y Angola.

En el presupuesto para el 2012 que el poder ejecutivo remitió el viernes al Congreso, las partidas para la educación media y básica sólo representan alrededor del 2,7% del PIB, dijo a la AP Mariana Barrenese, del equipo de economistas de la Coalición.

"Es injusto, ilegal e inaceptable" el proyecto de presupuesto público para el 2012, estimó durante la marcha María Teresa Cabrera, dirigente del sindicato de profesores.

Ante los argumentos del gobierno de que no cuenta con los recursos para destinarlos al sector educativo, Diana Lora, miembro de la Coalición, insistió que "hay que acabar con la parte del despilfarro" del presupuesto público, como las sumas millonarias que en 2011 fueron destinadas a la compra de obras de arte para las oficinas de los legisladores.

El presidente Leonel Fernández ha insistido en diversas ocasiones que los problemas de las primarias no se solucionan sólo con más presupuesto y en un discurso a la nación en julio pasado aseguró que durante los siete años de sus últimos dos gobiernos consecutivos ha incrementado las partidas a la educación de 15.000 millones a 43.000 millones de pesos anuales.

Además de la marcha del domingo, la Coalición tiene previsto aprovechar que República Dominicana será sede esta semana del V Foro de Competitividad de las Américas, cuyo tema central será la educación, para continuar con sus reclamos.

Al tiempo que comience el V Foro en Santo Domingo, delegados de unas 15 organizaciones no gubernamentales y universidades extranjeras acudirán a las embajadas dominicanas en 35 países para exigir que el gobierno destine el 4% del PIB a educación, anunció Hernández.

"Tenemos que sacar a relucir el tema (de la falta de presupuesto a educación) en el foro" de Competitividad de las Américas, insistió Lara Guerrero, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (ANJE).