La policía alemana detuvo anoche a cuatro presuntos extremistas islámicos ante la sospecha de que podían planear un ataque mañana en el acto central en Bonn del Día de la Reunificación Alemana, informó hoy la emisora SWR.

Según un portavoz de las fuerzas de seguridad, los cuatro detenidos, de entre 22 y 27 años y nacidos en Alemania, estaban en proceso de adquirir armas de fuego.

La investigación trata de determinar ahora si los cuatro jóvenes tenían previsto atentar en el acto, al que tienen previsto asistir la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del país, Christian Wulff.

Los cuatro detenidos en la operación, llevada a cabo en los estados federados de Hesse y Renania del Norte-Westfalia, están acusados de preparar un "acto de violencia grave que pone en peligro la seguridad del Estado".

Según una fuente de la policía de Colonia, las fuerzas de seguridad habían sido informadas de la intención de los hombres de adquirir armas de fuego, por lo que de cara a las festividades de mañana se tomó la decisión de lanzar la operación y registrar los apartamentos de los sospechosos.

Por otra parte, un portavoz de la Fiscalía en Karlsruhe señaló que por el momento no existen indicios de que los detenidos pertenezcan a una organización terrorista.

Mientras, el abogado de uno de los jóvenes declaró que su cliente ya ha sido puesto en libertad a primeras horas de esta mañana.

Según la policía, los otros tres hombres continúan detenidos.