El Comité de nuevas adhesiones del Consejo de Seguridad de la ONU analizó hoy por primera vez la petición de ingreso de Palestina, en una reunión en la que se acordó entregar en dos semanas un primer informe sobre la marcha del proceso.

El presidente del Consejo de Seguridad, el libanés Nawaf Salam, informó a la prensa de que el Comité volverá a reunirse "a nivel de expertos" la próxima semana, pero que su primer informe al máximo órgano de decisión de la ONU no se entregará "hasta dentro de dos semanas".

Una fuente diplomática occidental explicó a Efe que la reunión de hoy, mantenida a puerta cerrada justo una semana después de que Palestina presentara su solicitud de ingreso, fue "un encuentro muy formal", en el que se empezó a definir el calendario que el Comité de adhesiones debe seguir de ahora en adelante.

"Fue una reunión técnica en la que se establecieron ciertos puntos y ahora ya se reunirán los expertos", indicó la misma fuente, que reconoció que uno de los temas pendientes es decidir si se impone un plazo o no para que el Comité alcance su decisión final y la comunique al Consejo.

En el seno del máximo órgano internacional de seguridad hay delegaciones que apuestan por que se imponga un plazo, pero otras temen que eso afecte a los esfuerzos por relanzar el proceso de paz que han iniciado la ONU y sus aliados del Cuarteto para Oriente Medio.

"Esperamos que los expertos completen su cometido en un corto período de tiempo, para que sea ya el próximo presidente del Consejo de Seguridad, Nigeria, el que informe a todos los miembros del trabajo del Comité", dijo a la prensa el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansur, tras la reunión del Comité de adhesiones.

La Presidencia temporal libanesa del Consejo de Seguridad termina este viernes y Nigeria la asumirá durante el mes de octubre.

La reunión de hoy era para tratar algunos puntos técnicos, aunque algunas delegaciones aprovecharon para hacer patente su respaldo a la solicitud palestina, según dijo a la salida el embajador ruso, Vitaly Churkin, quien evitó responder a la pregunta de si los palestinos cuentan con los nueve apoyos que necesitan.

Si la decisión que adopte el Comité de nuevas adhesiones (integrado por todos los miembros del Consejo) es afirmativa, entonces los quince miembros del Consejo de Seguridad tendrían que decidir si recomiendan o no a la Asamblea General que admita a Palestina como nuevo Estado miembro.

La Autoridad Nacional Palestina necesitará para ello nueve de los quince votos. El miembro permanente que quiera impedirlo, como es el caso de Estados Unidos, tendrá entonces que hacer uso de su derecho al veto.

De momento hay seis países que ya han reconocido a Palestina: China y Rusia (miembros permanentes con derecho de veto), y Brasil, India, Líbano y Sudáfrica (temporales).

Estados Unidos ha anunciado que vetará la iniciativa; de Colombia se sabe que se abstendrá; y se desconoce la posición que adoptarán Francia y Reino Unido (permanentes) o Alemania, Bosnia-Herzegovina, Gabón, Nigeria y Portugal (temporales).

El ministro de Exteriores palestino, Riad Al Malki, dijo hoy que cuentan ya con el apoyo de ocho de los quince miembros del Consejo y que están trabajando para convencer a Colombia, Portugal y Bosnia Herzegovina.

Al Malki informó al diario palestino Al Ayam que el presidente Mamud Abas intervendrá el 6 de octubre ante el Consejo Europeo en Estrasburgo y el 7 y el 8 viajará a Honduras, además de a Colombia y Portugal.