Un tribunal federal de Alabama (EE.UU.) bloqueó hoy las partes más polémicas de una ley estatal contra los inmigrantes indocumentados que debía entrar en vigor el pasado 1 de septiembre.

La ley HB56, que convierte en delito la presencia de inmigrantes indocumentados en Alabama, fue objeto de demandas por parte de la Administración del presidente Barack Obama y de grupos cívicos y religiosos.