A nueve aumentó la cifra de personas que murieron ahogadas en el oriente de Guatemala al ser arrastrado un microbús de pasajeros por un río crecido debido a las fuertes lluvias, informó hoy una fuente oficial.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, explicó a periodistas que los cuerpos de socorro hallaron desde anoche y en las primeras horas de hoy los 9 cadáveres, la mayoría correspondiente a mujeres.

De León dijo que las brigadas de rescate continúan hoy con la búsqueda de al menos 7 desaparecidos, ya que según versiones de familiares de las víctimas en el microbús viajaban 16 pasajeros.

El hecho se registró anoche en el municipio de Olopa, en el departamento oriental de Chiquimula, cuando el microbús intentó cruzar el río Tres Quebradas que había crecido por las torrenciales lluvias, explicaron fuentes de los Bomberos Voluntarios a radios locales.

La fuerte corriente de agua arrastró a la unidad que transportaba a unos 16 pasajeros, precisaron.

Una de las víctimas ha sido identificada como Elba Flores, quien trabajaba como enfermera en un centro de salud de Olopa.

Los Bomberos Voluntarios de los departamentos de Chiquimula y Zacapa, apoyados por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), del Ejército y una brigada de la Conred, rastrean hoy el río en busca de los pasajeros desaparecidos.

Por otro lado, De León dijo que las torrenciales lluvias también causaron el desbordamiento de otro río en San Sebastián, en el departamento de Retalhuleu, en la costa sur de Guatemala, aunque no hubo víctimas.

El funcionario detalló que la inundación causada por ese río destruyó 7 viviendas, dañó a otras 100 y afectó a unas 535 personas en el casco urbano de San Sebastián.

Las torrenciales lluvias de 2011 han causado más de una treintena de muertos en Guatemala y dejado unos 13 desaparecidos y medio centenar de heridos.

Según la Conred, Guatemala se encuentra en una alerta anaranjada (prevención) a raíz de las lluvias, que también han causado daños a más de 3.300 viviendas y afectado a más de 23.000 personas.