Dos senadores de EE.UU. presentaron hoy en la Cámara alta un proyecto de ley para ayudar a combatir el tráfico de drogas a nivel internacional que contempla nuevas penas para los narcotraficantes.

El proyecto, patrocinado por la senadora demócrata Dianne Feinstein (California) y por el republicano Chuck Grassley (Iowa), proveerá al Departamento de Justicia de EE.UU. de "nuevas herramientas para perseguir a los narcotraficantes de países extranjeros", según un comunicado divulgado por los legisladores.

"No podemos sentarnos ociosamente mientras las organizaciones criminales trasnacionales encuentran nuevas formas de burlar nuestras leyes", subrayó Feinstein.

Por su parte, Grassley comentó que los cárteles de la droga "están evolucionando continuamente" y esta propuesta "asegura" que las leyes de EE.UU. "avancen al mismo ritmo" que ellos.

Entre otras medidas, el proyecto establece nuevas penas para los traficantes que actúen en Estados Unidos y para aquellos que introduzcan ilegalmente en el país precursores químicos usados para la fabricación de drogas.

La nueva norma, según sus promotores, está en la línea de la estrategia del Gobierno del presidente Barack Obama para combatir al crimen organizado.