El negociador jefe de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Saeb Erekat, dijo hoy que el proyecto de construcción de 1.100 viviendas en una zona del sur de Jerusalén ocupada en 1967 y reivindicada por los palestinos, es la "respuesta de Israel" a la última propuesta del Cuarteto para reiniciar las negociaciones de paz.

En un comunicado, tras la aprobación hoy de las viviendas por una comisión urbanística del Ministerio israelí del Interior, Erekat "condena" la decisión y la califica de "bofetón a todos los esfuerzos internacionales para proteger las diluidas perspectivas de paz en la región".

El sábado, horas después de presentar Palestina su petición de admisión a la ONU como miembro de pleno derecho, el Cuarteto de Madrid (formado por EEUU, UE, Rusia y la ONU) presentó una propuesta a israelíes y palestinos para reanudar las negociaciones en el plazo de un mes, en un proceso que habría de finalizar en un año con la creación de un Estado palestino en 2012.

La propuesta del Cuarteto se inspira en una idea del presidente francés, Nicolás Sarkozy, antes de comenzar la Asamblea General de la ONU, con la que trataba de encontrar una salida a la encrucijada diplomática creada por la petición palestina, a la que se oponen EEUU, Israel y algunos gobiernos de la UE.

"Israel ha respondido al Cuarteto y a la Iniciativa Francesa con 1.100 noes. Netanyahu ha dejado en ridículo a todos aquellos en la comunidad internacional que insisten en que hay un socio para la paz en Israel", agrega el negociador palestino en su comunicado.

Las nuevas viviendas se levantarán en las laderas sur del barrio judío de Guiló, de unos 45.000 habitantes y levantado en zona ocupada poco después de la Guerra de los Seis Días en 1967, "sobre tierras de (la vecina) Beit Yala, en el distrito de Belén", recordó Erekat, que recuerda su condición de "asentamiento" como cualquier otro en Cisjordania.