Un general de brigada de las Fuerzas Armadas yemeníes murió hoy y otros quince soldados resultaron heridos en un ataque de combatientes tribales contra un cuartel militar cercano a Saná, informaron a Efe fuentes de las tribus.

Las mismas fuentes revelaron que al menos doce milicianos tribales próximos al partido opositor la Reforma Islámica, brazo político de los Hermanos Musulmanes en el Yemen, fallecieron en el mismo suceso.

Los hechos se desencadenaron cuando cientos de guerrilleros tribales atacaron el edificio de la administración del cuartel militar en Arhab, unos treinta kilómetros al norte de la capital.

Los agresores irrumpieron en las instalaciones, sede del batallón número 63 de la Guardia Republicana, tras una noche de enfrentamientos violentos que terminaron esta mañana con el asesinato del general de brigada Ahmed Abdalá al Kalibi, además de la captura de treinta uniformados.

Una fuente del Ejército confirmó a Efe la muerte del oficial y agregó que los combatientes destruyeron la sede administrativa del cuartel, quemaron nueve vehículos blindados y se llevaron varios coches militares.

Por otro lado, varios testigos aseguraron que la aviación militar yemení bombardeó esta mañana distintos puntos en la misma zona.

Estos incidentes sucedieron después de que ayer murieran al menos dos personas también por bombardeos de la Guardia Republicana contra dirigentes tribales y opositores en esa misma área.