La estación de trenes de Charleroi (sur de Bélgica) ha sido reabierta hoy al tráfico ferroviario tras permanecer cerrada durante aproximadamente un hora por una falsa amenaza de bomba, ha anunciado la compañía ferroviaria belga SNCB.

El cierre del tráfico ferroviario entre las 11.30 y las 12.30 horas locales (9.30-10.30 GMT) ha mantenido bloqueados a una treintena de trenes que debían parar en Charleroi, explicó el portavoz de la compañía en declaraciones recogidas por la agencia Belga.

La reapertura se produjo después de que un equipo especial de la policía comprobara en la estación que se trataba de una alerta falsa.

Las líneas afectadas fueron Charleroi-Bruselas, Charleroi-Lieja y Charleroi-Mariembourg.

También se han visto afectados los viajeros que se desplazaban en tren desde otros puntos del país para dirigirse al aeropuerto de Charleroi, desde donde vuelan compañías de bajo coste.

La SNCB ha señalado que se producirán retrasos de entre 15 minutos y una hora en toda la red ferroviaria nacional mientras se van resolviendo todos los desajustes de horarios causados por el cierre.