El ex primer ministro británico Tony Blair se reunió en secreto con Muamar al Gadafi en seis ocasiones después de dejar Downing Street, según revela hoy "The Sunday Telegraph"

Cinco de estas visitas se produjeron en los 14 meses anteriores a la liberación de Abdelbaset al Megrahi, condenado por el atentado terrorista contra un avión de Pan Am que explotó cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie en diciembre de 1988 y causó 270 muertos.

Al Megrahi fue liberado el 20 de agosto de 2009 por el Gobierno escocés por motivos humanitarios a causa de un avanzado cáncer de próstata y en la actualidad sigue vivo en Libia, si bien recientemente se ha informado de que se encuentra en fase terminal.

El domingo pasado, "The Sunday Telegraph" informó de que Blair viajó dos veces a Libia después de abandonar el poder para reunirse con Gadafi en un jet privado pagado por el régimen libio.

Entre las reuniones desveladas hoy por el periódico, se encuentra un viaje en enero de 2009, cuando JP Morgan, el banco estadounidense del que Blair cobra como consejero, intentaba negociar un acuerdo entre Libia y una compañía de aluminio del oligarca ruso Oleg Deripaska.

Global Witness, una organización que lucha en contra de la corrupción, expresó en "The Sunday Telegraph" que "los supuestos contactos con la empresa de un tirano no son muy apropiados para el enviado del Cuarteto en Oriente Medio", puesto que ostenta en este momento el ex primer ministro británico.

Un portavoz de Blair aseguró que todo lo publicado es "mentira", ya que el ex líder laborista "nunca desempeñó ningún tipo de papel, pagado o no pagado, formal o informal en el Gobierno libio".

Además, el portavoz negó que Blair haya tenido ninguna relación, comercial o como asesor, con alguna empresa o entidad libia". EFE