Las autoridades de Tailandia elevaron hoy a 152 el número de muertos por las inundaciones que afectan a cerca de dos millones de personas en extensas áreas del norte, noreste y centro del país.

El Departamento de Meteorología alertó a los habitantes del noreste y este del país que extremen las precauciones ante el pronóstico de fuertes lluvias y el peligro de inundaciones en los próximos días, según el diario "Bangkok Post".

Las inundaciones, que comenzaron el pasado julio, han afectado a 57 de las 77 provincias de Tailandia.

Las autoridades de Bangkok aseguran que están tomando medidas ante una eventual subida del nivel del río Chao Phraya a causa de las lluvias en la cuenca superior, incluidos los sistemas de drenaje del aeropuerto.

En las provincias centrales del país se ha adelantado la recogida de la cosecha del arroz, una de las dos o tres que plantan anualmente, para evitar que se echase a perder pero que obligará a los agricultores a afrontar una caída de los precios.

La primera ministra de Tailandia, Yingluch Shinawatra, ha aprobado una ayuda de 5.000 bat (164,2 dólares o 120 euros) para los propietarios de viviendas que lleven al menos siete días anegadas.

El Gobierno central también ha ordenado a los gobernadores provinciales que supervisen los campos dañados para que los afectados puedan recibir inmediatamente la ayuda gubernamental.

Tailandia soporta todos los años inundaciones y avalanchas de tierras fruto de las copiosas precipitaciones que caen durante la estación lluviosa o de los monzones, que arranca a finales de mayo o en junio y se prolonga hasta octubre.