El comité de desarrollo del Banco Mundial se comprometió el sábado a trabajar de manera coordinada para alcanzar en 2015 las Metas del Milenio pese a la inestabilidad de la economía global.

El comité describió como "retos vitales" la volatilidad en los precios de materias primas y las presiones a la seguridad alimentaria causadas por la turbulencia reciente en los mercados financieros. Asimismo, advirtió que si bien las economías emergentes han aportado la mayor parte del crecimiento económico global, "la crisis económica ha reducido su capacidad para soportar shocks adicionales".

Los inversionistas han expresado inquietud mientras Grecia espera recibir un segundo desembolso de rescate que le permitiría evitar impago el mes próximo. Si el default ocurre, bancos en toda Europa probablemente perderán el dinero invertido en bonos griegos, lo cual podría desencadenar una recesión en Europa y Estados Unidos.

"Nos comprometemos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para apoyar un crecimiento inclusivo, balanceado, sostenible y sólido", señaló la declaración emitida por el comité tras sesionar durante la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente del Banco Mundial Robert Zoellick dijo que los países que han sufrido recientemente conflictos armados no han alcanzado siquiera una de las Metas del Milenio, pero señaló que algunos otros países alcanzarán algunas metas.

Las Metas del Milenio, adoptadas por 189 líderes mundiales en el año 2000, incluyen reducir para el 2015 la extrema pobreza a la mitad, garantizar educación primaria para todos los niños, reducir la mortalidad materna e infantil, detener y revertir la epidemia VIH/Sida y reducir en 50% la proporción de personas sin acceso a agua potable.

"Reducir la pobreza a la mitad ocurrirá, y eso es un logro fundamental. Hay progreso en metas de educación y otras. Algunas como las del agua y las condiciones sanitarias no están lejos", agregó. "Por favor no pierdan las esperanzas, hay países que sí están avanzando".

A mediados de semana Zoellick había dicho que las dificultades en la economía global "complican aún más (el cumplimiento de las metas). Te atrasa desde una posición negativa".

Zoellick agregó que muchos de esos países dependen en asistencia del BM y otros organismos, y "obviamente, eso será más difícil de conseguir en esta era".

Según un reporte emitido por la ONU en 2010, 1.200 millones de personas en el planeta padecen hambrunas, 70% de las cuales son mujeres y niñas, principalmente en áreas rurales, que no tienen condiciones básicas mínimas. Millones de niños inician la escuela pero la abandonan sin aprender a leer o las matemáticas básicas, y cada año 536.000 mujeres y niñas mueren como resultado de complicaciones durante el embarazo, al nacer o durante las seis semanas siguientes.

___

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo