La ética no existe en los medios de comunicación de América Latina, dijo el viernes el presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien aseguró que defienden la mentira en nombre de la libertad de expresión.

"La ética y profesionalismo... eso no existe en América Latina", indicó durante una entrevista con The Associated Press en Nueva York.

El mandatario mantiene una querella por injurias contra el diario El Universo por la publicación en febrero de un editorial en el que se lo acusaba de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente" el 30 de septiembre de 2010. Los acontecimientos ocurrieron durante una sublevación policial que el mandatario calificó de intento de golpe de Estado.

El diario ha descartado disculparse con el presidente como condición para que el mandatario desista de la querella. El rotativo ha descrito la demanda como un atentado contra la libertad de expresión.

Durante una conferencia el viernes en la Universidad de Columbia, Correa describió a los medios de comunicación como aliados de poderes conservadores y críticos de gobiernos progresistas en Latinoamérica.

El día anterior, el presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa había criticado las políticas hacia la prensa de Correa, expresando esperanzas de que la conferencia en la Universidad de Columbia "servirá para dejar al descubierto el pensamiento contradictorio de quien dice respaldar la libertad de prensa y de expresión, con acciones concretas totalmente opuestas a esas libertades".

En una carta dirigida al presidente de la Universidad de Columbia, Lee C. Bollinger y a otros académicos, y divulgada a los medios de comunicación, el presidente de la SIP Gonzalo Marroquín denunció que en Ecuador "los periodistas y medios de comunicación independientes sufren comúnmente represalias por emitir críticas y opiniones sobre el accionar del gobierno".

En su carta, Marroquín, presidente del diario guatemalteco Siglo 21, denunció que la "intolerancia" del gobierno de Ecuador quedó demostrada esta semana "tras la ratificación de una sentencia judicial amañada que condenó a tres periodistas del diario de El Universo y un ex columnista, a tres años de cárcel y a pagar una indemnización de 40 millones de dólares".

En la conferencia en Columbia, Correa también acusó a la prensa de difamar, de no reportar con objetividad, y de pertenecer, en Ecuador, a una docena de familias que sólo reportan lo que les interesa.

"No somos intolerantes con los medios. Lo que no toleramos son las mentiras y los medios latinoamericanos mienten", dijo Correa en inglés durante el World Leaders Forum de la universidad.

El presidente se describió también como la víctima de fuertes ataques tras haber interpuesto la demanda a El Universo.

"Si me muerde un perro hoy, los medios entrevistarán al perro", señaló.

Una treintena de ecuatorianos protestaron frente al campus de la universidad para quejarse de supuestas políticas represivas por parte de Correa y de falta de libertad de expresión.

"El presidente Correa tiene maniatados a los periódicos. Uno siente que prácticamente, para poner una noticia, hay que preguntarle al presidente si le gusta", dijo Richard Pacheco, uno de los ecuatorianos que protestó bajo la lluvia.

Por otro lado, Correa no dejó claro si se presentará a la reelección en 2012.

"Nada está decidido. Esa decisión se tomará más o menos a mediados del 2012. No es una decisión mía, es una decisión del movimiento político. Es una decisión de mi familia", indicó durante la entrevista. Aun así, señaló que "estamos tan cansados, que si aparece una figura que pueda llevar a la victoria electoral la continuación de este proyecto político, con gusto me voy a mi casa".

El mandatario se encuentra en Nueva York con motivo de la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Aunque Correa no hablará ante el foro, se dedicará a promover la iniciativa medioambiental Yasuní-IIT.

El líder ecuatoriano negó durante la entrevista con AP que haya persecución judicial por parte del gobierno a los periodistas e insistió en que el diario El Universo mintió cuando publicó esa nota editorial.

"Incluso equivocados no lo van a reconocer porque ellos están por encima del bien y del mal. ¿Qué podemos hacer ante esta posición? Y luego dicen que es persecución, por favor, ¿aplicar la ley es persecución?", dijo Correa. "Está más que demostrado que mintieron".

El juicio contra el diario ya cuenta con dos fallos que ratifican una sentencia de 3 años de cárcel y 42 millones de multa para el director, el subdirector, el gerente y un ex editor de opinión del rotativo. Representantes del diario han dicho que el proceso que les afecta "no es un caso de perdón, es un caso de justicia".

Correa habló también el viernes en la universidad New School, en Manhattan, sobre el proyecto Yasuní-ITT, una iniciativa busca dejar bajo tierra unos 846 millones de barriles de crudo pesado, para proteger una prístina zona selvática de la amazonia a cambio de recaudar unos 3.600 millones de dólares, una cifra equivalente al 50% del dinero que obtendría si se explotan esas reservas.

Correa manifestó el viernes que la respuesta internacional ha sido pobre de momento y que Ecuador no ha llegado ni al 5% de la cantidad económica que esperaba recibir. El país revaluará el proyecto en diciembre y si no se logra tener éxito, Ecuador probablemente inicie la extracción petrolífera.

"La pobre respuesta de la comunidad internacional es el reflejo del pobre compromiso que existe en la defensa del medioambiente", sentenció Correa.

La corresponsal de la AP en Miami Gisela Salomón contribuyó con esta información.

__

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens