Dos agentes murieron durante un ataque perpetrado por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) contra un puesto policial en el departamento de Concepción, noreste del país, anunciaron hoy las autoridades.

El ataque se produjo cerca de la medianoche del miércoles contra la subcomisaría del poblado de Capitán Giménez, a las afueras de la ciudad de Horqueta, a 400 kilómetros al norte de Asunción, confirmó el ministro paraguayo del Interior, Carlos Filizzola.

"Lamentamos este hecho criminal del EPP. Se está actuando, hay apoyo del Gobierno y vamos a estar apoyando las labores de las fuerzas policiales", afirmó Filizzola en declaraciones a los medios en el lugar donde ocurrieron los hechos.

El jefe de Policía del departamento de Concepción, el comisario Oscar Ferreira, señaló que entre siete y ocho personas entraron a tiros a la sede policial y que producto del ataque fallecieron en el acto los suboficiales Salvador Fernández y Vicente Casco.

El hecho se produce tres días después de que dos hombres que se trasladaban en motocicleta arrojaran un artefacto explosivo contra la fachada de la Fiscalía de Horqueta, a 70 kilómetros al oeste de Concepción, la capital departamental.

Sobre este ataque, el ministro de Interior afirmó el martes que se trata del mismo tipo de artefacto que en enero pasado estalló a las puertas de otra comisaría de Horqueta, lo que causó lesiones de diversa gravedad a cuatro policías que se disponían a abordar un vehículo policial.

El EPP es un grupo armado de izquierda que opera en áreas boscosas del departamento de Concepción y las autoridades le atribuyen sonados casos de secuestros, además de ataques a puestos policiales y haciendas agrícolas. EFE