La Guardia Costera estadounidense se incautó de 1.977 kilogramos de cocaína, con un valor de 58 millones de dólares, y detuvo a cinco personas en una operación en alta mar, informaron hoy guardacostas.

Según un comunicado, la operación se produjo el pasado 9 de septiembre, cuando las autoridades interceptaron en el Caribe una lancha rápida que transportaba la droga.

Los cinco detenidos fueron trasladados a la base naval de Estados Unidos en Guantánamo (Cuba) para ser puestos a disposición judicial, mientras que las cerca de dos toneladas de cocaína fueron descargadas hoy en la base de Key West, en el sur del estado de Florida.

La Guardia Costera recibió un aviso por parte de la Oficina estadounidense de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés), después de que uno de sus aviones de la División de Patrulla Marítima avistara la lancha.

Al verse descubiertos por el helicóptero, los tripulantes de la lancha -de los que no se difundió su nacionalidad- comenzaron a tirar por la borda numerosos fardos y posteriormente intentaron escapar, haciendo caso omiso a los avisos del helicóptero.

Poco después, la lancha rápida se detuvo y permitió que los agentes de la Guardia Costera abordaran el buque.