El presidente Hugo Chávez intercedió con Irán para ayudar a lograr la liberación de dos estadounidenses que fueron encarcelados por más de dos años por supuesto espionaje, informó el jueves un diplomático.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Temir Porras, dijo a la AP, en entrevista telefónica, que el gobierno venezolano accedió a ayudar Shane Bauer y Josh Fattal por solicitud de amigos de los detenidos e intelectuales que estaban presionando para lograr la liberación de los dos estadounidenses.

Bauer y Fattal salieron en la víspera en libertad después que su abogado iraní obtuvo las firmas de dos jueces para un acuerdo de libertad bajo fianza de 500.000 dólares para cada uno.

Porras afirmó que Chávez cree la versión de los dos estadounidenses que sólo estaban de excursión cuando fueron detenidos en julio del 2009 en la frontera entre Irán e Irak.

El viceministro precisó que Chávez le pidió a su par iraní, Mahmud Ahmadinejad, que si las autoridades de su país podían hacer una "revisión benevolente del caso de estos dos muchachos y si hubiera lugar que tomaran una decisión de carácter humanitario para que pudieran volver con sus familias".

Agregó que la estadounidense Sarah Shoird, quien fue detenida con Fattal y Bauer pero fue liberada hace un año, estaba en contacto con el gobierno venezolano sobre el caso de los dos detenidos, así como el actor Sean Penn, quien mantiene una relación de amistad con Chávez.

El intelectual izquierdista Noam Chomsky también firmó una carta para pedir el apoyo de Chávez, comentó Porras en un correo electrónico.

Fattal y Bauer, ambos de 29 años, fueron detenidos en la frontera entre Irán e Irak en julio del 2009 y condenados el mes pasado a ocho años de prisión cada uno.