Un juez nicaragüense declaró hoy culpable al concejal liberal opositor Leonel Teller de injurias y calumnias por vincular al secretario general de la municipalidad de Managua, el sandinista Fidel Moreno, con supuestos delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y peculado.

El juez séptimo local penal de Managua, Henry Morales, declaró culpable a Teller de los delitos de injurias y calumnias en perjuicio de Moreno, considerado hombre de confianza del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, coordinadora de la Secretaría de Comunicación y Ciudadanía.

El juez dará a conocer el próximo lunes si impone la pena máxima, una multa de 300 días de salario (unos 20.000 dólares), que solicitó la parte acusadora, o los 100 días (unos 6.666 dólares) que pidió la defensa en el caso.

Los delitos de injurias y calumnias se castigan en Nicaragua con una multa económica de hasta 300 días de salario.

Teller, concejal por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), acusó a Moreno de defraudar a la Alcaldía de Managua por 154.389 dólares.

El concejal opositor denunció hoy ante periodistas que el juicio en su contra es político y criticó al juez por rechazar las pruebas presentadas por su defensa.

"Yo ya vine fusilado a este juicio y esto es una evidencia más de la instrumentalización del Poder Judicial de parte" del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) "para silenciar las voces opositoras que exigimos Estado de Derecho", criticó.

Teller sostuvo que las autoridades de Managua desviaron para actividades políticos-partidarias fondos de contrapartida para un proyecto de manejo de desechos sólidos, cuya inversión es de seis millones de dólares y es cofinanciado por el Gobierno de Italia.

Por ese caso, una juez de Managua condenó a nueve años de prisión a dos exfuncionarios de menor rango de la Alcaldía de Managua.

Durante ese juicio, los sentenciados, Germán Palacios y Mario Cortéz, exadministrador de fondos de cooperación externa y contador auxiliar de la Alcaldía de Managua, respectivamente, indicaron que recibieron "orientaciones" de desviar los fondos públicos para el pago de alimentación de los seguidores de Ortega, explicación que fue desestimada por la justicia.

Ambos exfuncionarios señalaron a Moreno y a la actual directora ejecutiva del Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), Loyda García, de haber dado esa orden y recibir el dinero.

El concejal opositor enfrenta otros cuatro juicios y ha dicho que no pagará la multa que impondrá el juez y afirmó que está dispuesto a ser encarcelado.

En junio pasado otro juez condenó al también concejal opositor conservador Luciano García a pagar unos 19.000 dólares por injuriar y calumniar a Moreno, que apeló la sentencia.

La alcaldesa de Managua, Daysi Torres, también abrió un juicio contra Teller y García por injurias y calumnias.