El saldo de muertos en los últimos cinco días de enfrentamientos entre opositores y leales al régimen de Alí Abdalá Saleh en el centro de Saná alcanzó las 91 personas, informaron hoy a Efe fuentes medicas.

El máximo responsable del hospital de campaña en la céntrica plaza de Al Taguir, Tarik Numan, reveló que con la muerte hoy de una nueva víctima, el número de fallecidos en los choques alcanzó los 91, entre civiles y militares opositores, que siguen al general desertor Ali Mohsen al Ahmar.

Numan agregó que al menos nueve civiles resultaron heridos durante los tiroteos que se reanudaron hoy en esta plaza entre la Guardia Republicana y las fuerzas del general Al Ahmar.

Según pudo constatar Efe, una casa y ocho de las 900 tiendas de campaña instaladas en Al Taguir por los manifestantes se quemaron esta mañana por motivos desconocidos.

Por otro, estallaron enfrentamientos armados hoy cerca de la sede de la televisión yemení entre combatientes leales al líder tribal opositor Sadeq Abdalá al Ahmar y el clan progubernamental de Saguir Benaziz, que estuvo apoyado por las fuerzas de seguridad.

Durante estos combates, se lanzaron granadas en barrios residenciales, sin que por el momento se sepa si hay víctimas o daños materiales. La mayoría de los locales comerciales en la zona permanecen cerrados.

La situación política y de seguridad en Yemen tomó ayer un nuevo giro al fracasar la mediación de los países del golfo Pérsico y romperse el alto el fuego entre las tropas fieles y opositoras al régimen yemení, que duró menos de 12 horas.

Desde el pasado 27 de enero, el Yemen vive una revuelta popular que pide la salida de Saleh, quien se encuentra convaleciente en Arabia Saudí recuperándose de las heridas que sufrió en un atentado el 3 de junio pasado.